sábado, 22 de diciembre de 2012

Tengo la enorme suerte de vivir en una tierra que para mí es increíble y maravillosa, que nos permite empezar el invierno con temperaturas propias de la primavera, y nos ofrece unos cielos limpios, con un colorido impresionante y un mar en calma que hay días que más pareciera una piscina...hoy seguramente habría muchas personas en las playas disfrutando de un baño o de otras actividades acuáticas, como se puede hacer aquí casi todo el año...lo dicho, un lujo, al menos para mi.
Desde mi casa he tomado estas fotos con mi móvil  solo siento que la calidad de las imágenes no refleje fielmente lo que mis ojos estaban viendo,
a las tres y media de la tarde, desde mi azotea, y ya se veía la luna, ese puntito blanco debajo del cúmulo de nubes :)

Y esta desde mi ventana, sobre las seis de la tarde.